abril 16 , 2024
spot_img
spot_img

Martin Tritschler, el primer alemán que vivió en Puebla

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

Martin Tritschler es el nombre del primer alemán que radicó en Puebla. Llegó a la ciudad en 1833 y con ello formó parte de la primera generación de extranjeros no españoles después de la independencia.

Fue un exitoso relojero, aunque abandonó el negocio para tomar las armas y defender a México durante la intervención norteamericana. También participó activamente en la Segunda Intervención Francesa cuando socorrió a las víctimas de la explosión de la Colecturía de San Andrés, donde murieron más de mil soldados.

Como dato curioso, Martin Tritschler fue el padre de los arzobispos mexicanos Martín y Guillermo Tristschler y Córdova. Además, también fue el primero que izó la bandera de México en la cima del Pico de Orizaba.

Tristschler nació el 22 de octubre de 1814 en Ebenemooshof, una granja en la Selva Negra al suroeste de Alemania. A los 19 años se embarcó en un largo viaje a América para emprender un negocio de relojes. Así llegó a Puebla en 1833, donde vivió en el número 10 de la antigua calle de Mercaderes, hoy 2 Oriente.

Su negocio de relojería prosperó. Se enamoró de México y por eso dejó los relojes por las armas para defender a la patria durante la intervención norteamericana. Peleó en la Batalla de Cerro Gordo y Puebla hizo labor de espía para fomentar la deserción de alemanes e irlandeses en las tropas estadounidenses.

Por este motivo lo condenaron a muerte, pero como era una persona muy querida su fusilamiento se canceló. Luego, cuando los norteamericanos dejaron el país, Martín recibió trato de héroe de guerra. Incluso el Congreso lo nombró ciudadano honorífico en 1849.

A mediados del siglo XIX cerró su planta de relojes y se fue a vivir a San Andrés Chalchicomula, donde conoció a su esposa. Ahí fue testigo de la tragedia en el edificio de la colecturía, donde una explosión mató a miles de personas y dejó heridas a otro tanto. Él, en un gesto humanitario, puso dinero para medicinas y todo lo necesario para atender a los afectados.

Martin Tritschler se casó con Rosa María Córdova y Puig, con quien tuvo ocho hijos. De ellos sobrevivieron cinco y dos se convirtieron en arzobispos.

Martin murió a los 80 años de edad el 6 de enero de 1894 en su casa de la calle Arcos 1, actual 7 Poniente 101 en San Andrés Chalchicomula.

Continúa leyendo: Personajes que dejaron huella en la televisión poblana

spot_img
spot_imgspot_img