julio18 , 2024
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Ocho niveles de conciencia

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Relacionados

Andeza, la nueva torre de Grupo JV

Andeza 2719 ya está en pre-venta. La nueva torre...

El rey de la cocina poblana llegó a Casareyna

Casareyna definitivamente es un ícono en la auténtica cocina...

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Compartir

spot_imgspot_img

Libro: Después del Edén

Autor: Ken Wilber

Editorial: Kairós

La humanidad dice Plotino se halla a mitad de camino entre los dioses y las bestias. Larga historia desde el Edén hasta el presente tratada por el teórico más importante de la psicología transpersonal.

 “La conciencia unifica, armoniosamente, los dualismos”

Ken Wilber en su novela Boomeritis sostiene que existen ocho niveles de conciencia que instauran las olas de la existencia y determinan los estadios del desarrollo humano:

  1. Arcaico instintivo. Nivel de supervivencia básico en el que lo prioritario es el alimento, el agua, el calor, el sexo y la seguridad, dependiendo todo de los hábitos y de los instintos.
  2. Mágico animístico. Está determinado por el pensamiento animista y por una extrema polarización entre el bien y el mal. Los espíritus mágicos pueblan la tierra y a ellos hay que supeditarse, apelando a todo tipo de bendiciones, maldiciones y hechizos.
  3. Dioses del poder. Comienzo de la emergencia de un yo ajeno a la tribu; poderoso, impulsivo, egocéntrico y heroico. Espíritus míticos, dragones y bestias. Dioses arquetípicos, seres poderosos, fuerzas positivas y negativas que deben ser tomadas en cuenta.
  4. Orden mítico. La vida con un sentido, una dirección y un orden impuesto por otro todopoderoso. S e impone un código de conducta basado en principios rígidos y absolutistas acerca de lo “que está bien” y de lo “que está mal”
  5. Logro científico: El yo escapa de la “mentalidad de rebaño” y busca la verdad y el significado en términos individuales y científicos. El mundo se presenta como un mecanismo racional que funciona siguiendo leyes naturales que pueden ser aprendidos.
  6. El yo sensible. Centrado en la comunidad, en la relación entre los seres humanos, en las redes y en la sensibilidad ecológica. El espíritu humano se libera de la codicia, del dogma y de la división. El respeto a los demás reemplaza a la razón.
  7. Integrador. La vida se presenta como un caleidoscopio de sistemas fluidos e interrelacionados cuya prioridad fundamental gira en torno a la flexibilidad, la espontaneidad y la funcionalidad.
  8. Holístico. Sistema holístico universal, olas de energías integradoras, une el sentimiento y el conocimiento; múltiples niveles interrelacionados en un sistema consciente; fundamento de la totalidad. Aparece como posibilidad una gran “unificación”

A partir del octavo nivel aparece la conciencia llamada de “segundo grado” y con esto el mundo empieza a tener un profundo sentido. Se unifica y se presenta, por primera vez, como una totalidad y esto atrae la posibilidad de una paz genuina. Ken Wilber, llamado “El Einstein” de la consciencia sabe bien que “solo teme el que ve dualidad”.

spot_imgspot_img