enero20 , 2022
spot_img
spot_img

Cerería El Faro, más de un siglo iluminando Puebla

spot_img
spot_img

Relacionados

Torneo Expo Golf

Expo Golf organizó el magno torneo en el que...

Vuelve a vivir la inauguración de Autoart

Autoart, el evento con los autos más lujosos, preparados...

Los platillos más extraños de la gastronomía poblana

La gastronomía poblana no se compone únicamente de aquellas...

Los mejores celulares del 2022

¿Qué es lo que buscas en un celular? ¿Funcionalidad,...

5 lugares que ayudaron en la formación de Puebla

Como si se tratase de un gran rompecabezas, Puebla...

Compartir

spot_imgspot_img

En el número 503 de la calle 6 Poniente del Centro Histórico de Puebla se encuentra un lugar que se encarga de dar luz a las tradiciones mexicanas. Su nombre es Cerería El Faro, un negocio poblano que inició a finales del siglo XIX, según sus propietarios.

Foto: ladobe.com.mx

El olor a cera envuelve la atmósfera de Cerería El Faro. En el interior del local, parece que el tiempo no pasó. El mostrador, la estantería y la oficina son originales de la época en que fueron construidos hace más de cien años. Además, pueden verse otras reliquias como básculas y etiquetas que todavía funcionan. No podemos olvidarnos de la triada de cirios de más de dos metros que adornan el centro del establecimiento. Estos fueron elaborados en 1913.

Las velas que aquí se fabrican son la luz de muchas personas. Son hechas de manera artesanal, con productos de calidad y talladas a mano. Las favoritas de muchos son las elaboradas a base de miel de abeja. Cerería El Faro es la prueba irrefutable de que elaborar velas es todo un arte. Aquí, los diseños son personalizados y a gusto del cliente.

Foto: El Sol de Puebla

Sus principales clientes son iglesias y personas de las comunidades que todavía conservan la tradición de iluminar con ciros sus fiestas religiosas y tradicionales. Napoleón Gómez Chargoy, el actual encargado, ha vendido ceras a los padres de casi todas las iglesias poblanas. Pero también a muchos feligreses que donan las ceras como una muestra de su devoción católica.

Cerería El Faro, un negocio que se niega a apagarse

Cerería El Faro se resiste a dejar sin luz a Puebla. Lamentablemente, el mercado de las ceras se ve desplazado por las veladoras de parafina. Las fábricas de este material derivado del petróleo acapararon el mercado de las velas y veladoras por sus bajos precios, a pesar de su mala calidad.

Foto: pueblaheroica.blogspot.com

La cera es producida por abejas jóvenes y se obtiene derritiendo los panales al interior de las colmenas. Más tarde, para darle forma de vela se requiere de un trabajo minucioso del que solo pueden ser capaces artesanos hábiles. Pueden requerirse hasta tres días para su creación. Al final, el resultado no deja duda de su calidad y el empeño que sus creadores ponen para seguir iluminando Puebla.

Foto de portada: Poblanerías

spot_img