junio16 , 2024
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Iglesia de Los Remedios: el refugio de Ignacio Zaragoza

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

Todos, o al menos la mayoría, conocen la gesta histórica que logró el general Ignacio Zaragoza y su ejército en la Batalla de Puebla. Pero, ¿cuántos saben que muy cerca del lugar donde se libró la lucha entre mexicanos y franceses, el militar mexicano estuvo a punto de morir? Esta es la historia de la Iglesia de Los Remedios, el sitio que sirvió de refugio a Zaragoza y le salvó la vida al mismo tiempo. 

El refugio de Zaragoza 

Contrario a lo que muchos piensan, los Fuertes de Loreto y Guadalupe no fueron los sitios de mayor importancia para la planeación de la Batalla del 5 de Mayo. Este honor, no atribuido de manera oficial, le pertenece a la Iglesia de Los Remedios: un templo de elegante fachada azul ubicado al oriente de la ciudad de Puebla. 

Foto: propiedad de gob.mx

Dentro de esta construcción de discreta y sencilla imagen el general Zaragoza decidió concentrarse para la batalla y planear la histórica batalla. Se dice que este discreto sitio era la fachada perfecta para ocultar a grandes multitudes de personas sin ser sospechosos. 

Hoy en día, descansa una placa sobre el templo que dice 

“En este fuerte de Los Remedios el General Ignacio Zaragoza planeó la batalla del 5 de Mayo de 1862. Escribió sus partes de guerra, telegramas y frases que se convirtieron en soberanía nacional con memoria histórica”. 

Foto: propiedad de wikipedia.com

El milagro de la bala

Pero lo más sorprendente o peculiar de este sitio no fue el haber sido refugio de Zaragoza y su ejército. Lo que pocos saben es que dentro de este edificio casi muere el militar mexicano. Cuenta la leyenda que un soldado francés logró internarse en la nave central de la iglesia al anochecer. De pronto, vio una sombra a lo lejos y por miedo a ser atrapado disparó sin saber que aquella sombra pertenecía al general Zaragoza. 

Foto: propiedad de wikipedia.com

El héroe poblano se protegió tras un Cristo de madera que se encontraba en el lugar y quien recibió el disparo. Tras esto, el soldado fue capturado y Zaragoza logró salir avante. Hoy en día, la huella de la bala aún es visible en la parte derecha del rostro de la escultura religiosa. 

Y como muestra de la importancia de aquel suceso, hoy en día, durante las festividades de Semana Santa, el Cristo de la Columna o la Bala, como se le conoce hoy en día, es venerado por todos aquellos que han sobrevivido a un ataque con arma de fuego. 

Foto de portada: propiedad de wikipedia.com

Continuar leyendo: Itinerario: qué hacer en Los Fuertes de Puebla

spot_imgspot_img