COMER POR ANSIEDAD

0
436
beautiful girl eating a hot dog

Como ya hemos venido hablando en este espacio hoy en día las Autoridades Fiscalizadoras están realizando campañas masivas orientadas sin duda a aumentar sus ingresos.

Una parte fundamental de su estrategia de recaudación es el envío masivo de cartas a Personas Físicas en las que les notifican que tienen un Impuesto a pagar (ISR) e incluso dan facilidades en su pago. Este envío está planeado para llegar a 600,000 Personas en todo México, por lo que seguramente conocerás a gente a la cual le llegó o le llegará.

La pregunta lógica es ¿Porqué a mí?

Desde el año 2008 entró en vigor un impuesto denominado IDE o Impuesto a los Depósitos en efectivo, el cual en el año de su instauración gravaba a aquellos impuestos realizados en un banco (ojo no es por cuenta bancaria sino por banco) que fueran en efectivo y superaran los $25,000.00. Con posterioridad hubo modificaciones a la ley y hoy día grava a los depósitos en efectivo superiores a $15,000.00 por mes por banco con una tasa del 3%, es decir, si deposito en mi cuenta bancaria $50,000.00 en efectivo el banco tiene la obligación de retenerme $450.00 por concepto de este mencionado IDE.

Pero además de todo es importante que tomes en cuenta que el banco tiene la obligación de informar a todas aquellas personas a las que les retuvo dicho Impuesto al SAT, lo cual ha venido realizando desde que se instauró el famoso IDE, por lo que las autoridades tienen una base de datos muy completa de aquellas personas que realizaron depósitos en efectivo. Justamente es esta información la que ha servido de base para emitir las ya mencionadas cartas.

Sin embargo es importante que tomes en cuenta lo siguiente:

  1. Las cartas que están llegando corresponden al año 2009, por lo que harías bien en solicitar tus Estados de Cuenta Bancarios e identificar aquellos depósitos que generaron la retención del IDE.
  2. Identifica el origen de dichos depósitos en efectivo. Si estos fueron traspasos de algún familiar, prestamos, pagos de préstamos, sueldos, etc. Busca los comprobantes de los orígenes.
  3. Lo que está mandando el SAT son “invitaciones” no quiere decir que te haya iniciado una Auditoría. Si tienes la justificación de los ingresos tienes la oportunidad de aclararlo sin ningún tipo de pago ni consecuencia fiscal para ti.
  4. Acude al SAT con tu contador o tu Asesor Fiscal a aclararlo. Mucha gente toma la actitud del avestruz, esto es, meter la cabeza dentro de la tierra hasta que “pase el peligro”. En este caso acéptalo, la autoridad ya te tiene identificado y tiene bases de datos debidamente respaldadas, va a ser muy difícil que se olvide de ti.
  5. Aprovecha y analiza tus cuentas bancarias en los años 2010 y 2011. Si bien es cierto ahora solo están invitando a los contribuyentes con depósitos en el 2009 la lógica indica que es muy probable que lleguen invitaciones de 2010 y 2011 también.
  6. Busca un buen Asesor. En este tipo de casos lo barato suele resultar a la larga más costoso. Un buen consejo sin duda te ayudará a terminar el problema de raíz. Si tienes justificación él te podrá ayudar a integrar una contestación adecuada que le explique a la autoridad el origen de tus depósitos. Si no tienes justificación él te orientará sobre como regularizar tu situación fiscal de la mejor manera posible.
  7. Reza el dicho “Si ves la barba de tu vecino cortar, pon la tuya a remojar” si todavía no te ha llegado la carta pero sabes que tienes depósitos en efectivo es un muy buen momento de anticiparte a su probable llegada y poder regularizar tu situación fiscal o buscar los comprobantes de los orígenes de los depósitos.La  ansiedad se define como  un estado de agitación, inquietud  o un deseo irresistible por consumir  una sustancia determinada.

    La ansiedad por consumir alimentos no necesariamente se encuentra asociada con conductas alimentarias patológicas, sin embargo una alimentación inadecuada puede agravarla.

    El consumo de determinados alimentos adquiere un aspecto tanto emocional como de hábito. En ocasiones el comer ciertos alimentos alivia tensiones, preocupaciones, tristezas, etc.  Al haber otras necesidades insatisfechas, las personas buscan el consumir  alimentos aunque no tengan hambre ya que esta es una manera simbólica de llenar el vacío que se tiene.

    Es importante tomar en cuenta que existen sustancias y nutrimentos que pueden ser favorables para las personas o bien alterar el sistema nervioso provocando la ansiedad.

    De la misma manera existen diversas situaciones la cuales llegan a aumentar la ansiedad por consumir alimentos entre ellas:

    • El realizar dietas desequilibradas, las cuales dan un aporte insuficiente de hidratos de carbono, vitaminas y nutrimentos inorgánicos que son necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso.
    • El no ajustar horarios de comidas y tener espacios muy grandes entre una comida y otra.
    • La falta de descanso, estrés  o exceso de preocupaciones.
    • Ciertos   estimulantes como el  café, té, azúcar, chocolate

    Para poder disminuir la ansiedad por consumir alimentos primero se debe intentar identificar lo que nos está sucediendo y  cuál es la situación que nos provoca la ansiedad.

    El consumir líquidos ayudará a disminuir la sensación de hambre ya que a menudo lo que sucede es que nos encontramos deshidratados.

    Por otro lado el presentar episodios de hambre muchas veces es provocado por elevaciones y disminución en los niveles de glucosa; por lo que se recomienda  consumir alimentos que contengan  proteína en cada comida para así mantener un equilibrio en los niveles de glucosa.   Ciertos alimentos altos en proteína son el  pescado, carne, queso, frutos secos.

    También es importante  distinguir entre sensación de ansiedad y hambre, así como  el respetar los horarios, reducir estimulantes como el café, el té, el azúcar, el chocolate, tratar de no comprar ni cocinar alimentos cuando se tiene hambre y evitar comprar comida chatarra.

    La ansiedad por la comida es producida también por factores como el estrés o el exceso de preocupaciones, por lo que el  realizar alguna actividad que mantenga distraído o el realizar ejercicio físico ayudará  a descargar las tensiones, oxigenarnos y  así disminuir  la ansiedad por la comida.

    BIBLIOGRAFIA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí