junio 13 , 2024
spot_img
spot_img

¿A quién le apetece un Vermut?

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

No me refiero al coctel acostumbrado por la juventud de los setenta, degustado por una Tere Velázquez enfundada en baby doll en una casa de Cuernavaca, de la mano de un seductor Mauricio Garcés. 

Estoy hablando de las películas de uno de los mejores directores de España, nacido en Madrid en 1980, dibujante de cómics y fanático del animé, que cuenta en su haber con tres largo metrajes de los que podríamos hablar un buen rato, y uno más, próximo a estrenar: Mantícora.  

Hablar de la perspectiva de Vermut es hablar de esa inteligencia que observa y plasma lo más sensible, doloroso, enfermo y bello de los seres humanos, con todas sus contradicciones. 

carlos vermut
Foto: alacontra.es

Sus inicios

Su ópera prima: Diamond flash (2011), plantea, a partir de una situación terrible, la solución que surge de otra atrocidad. No voy a entrar en detalles excepto resaltar su capacidad de decirnos todo, con los mínimos elementos en pantalla, como puede ser un juguete insignificante cargado de dolor, suficientes para detonar lo que nos quiere decir, a partir de nuestros recuerdos, del bagaje que cargamos, cada quien, como referencia. Ni explicar el efecto es fácil… 

fotograma de la pelicula diamond flash
Foto: culturamas.es

En 2014 rodó Magical girl, que le valiera la Concha de Oro por mejor película y la Concha de Plata como mejor director en el Festival de cine de San Sebastián de ese año, además de dos nominaciones al Goya 2015 por mejor guión original y mejor director . Una montaña rusa de coincidencias, aperturas de cajas de pandora, recovecos de una sociedad bastante enferma,  a partir del amor de un padre por dar a su hija enferma, los mejores momentos posibles en lo que le resta de vida.

Carlos Vermut nos presenta, como parte de su firma, un rompecabezas que arman personajes complejamente estructurados, dejando siempre al espectador la aportación de la escena clave, con la que se completa el puzzle. Tiene también entre su narrativa, esa experiencia visual bellísima, donde por unos segundos, olvidamos la trama para perdernos en secuencias eternas. Sin hacer spoilers: La preparación de un José Sacristán reivindicado al salir de la cárcel, para cometer un crimen más allá de su voluntad… eso es Vermut. 

fotograma de la película magical girl
Foto: elcinealasombra.com

Cuentan que Pedro Almodóvar vio la cinta en el Festival de San Sebastián y que dijo haber visto la mejor película realizada por un director español. 

Estas dos primeras películas las encontramos en Youtube, de manera gratuita. 

Lo último de Vermut

La tercera la encontramos en Netflix y se trata de ¿Quién te cantará? (2018), con Najwa Nimri como protagonista de una historia donde narra la esencia vacía de una artista…y ese vacío es tan real, como la personalidad de quien le enseñará a ser ella nuevamente: una admiradora que se dedicaba a imitarla,  cuya vida solo tenía sentido por las canciones y el bloque en el tiempo cuando las interpretaba esa cantante perdida en sí misma. 

fotograma de la película quien te cantara
Foto: revistacactus.com

La música es un elemento con el que Vermut sazona esas secuencias etéreas, que sobrevuelan realidades desoladoras. Tiene mucho por contar y sabe perfectamente cómo hacerlo. 

Esperamos ahora a Mantícora, que según las palabras propias del director es una historia sobre amor y monstruos en los tiempos modernos. Habla de un monstruo real, de los que viven entre nosotros y que te puedes encontrar en el metro o en la cola de la panadería. Habla de su necesidad de amar y ser amado”.

En una entrevista le preguntaron cuál era la escena de terror por excelencia, a lo que Vermut respondió: “después del atentado de Atocha en 2004, los rescatistas entraron a los vagones afectados…la imagen sobra imaginarla, pero el sonido de todos los celulares llamando, es lo más aterrador que he visto en mi vida”…eso es Vermut y siempre apetecerá la visión de un artista inteligente y sensible cuyo genio, apenas empieza a romper el cascarón. 

No te olvides de seguirme a través de mis redes sociales:
Instagram @paujupiter
Facebook: @paulinabianchini

O escribirme a mi correo:
paulinapb3@gmail.com

paulina

Continuar leyendo: Entre The Handmaid’s Tale y El Juego del Calamar

Foto de portada: esquire.com

spot_img
spot_imgspot_img