mayo 21 , 2024
spot_img
spot_img

Ex Convento de Santa Mónica, entre lo místico y lo religioso

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

El Centro Histórico de Puebla alberga varios recintos con un pasado y presente dignos de reconocer. Uno de estos casos es el del Ex Convento de Santa Mónica, un espacio con una gran historia que hoy en día alberga una de las mayores colecciones de arte sacro en todo México.

El Ex Convento de Santa Mónica es el primer museo en México dedicado a la vida religiosa femenina. Posee un arte religioso único que va de los siglos XVI al XIX. Cuenta con obras de grandes autores virreinales como Juan Correa, Pascual Pérez, Juan Villalobos, José Patricio Polo, Luis Berruco, Miguel Jerónimo de Zenderas, Juan Tinoco, entre otros.

Su historia comenzó en el siglo XVII, cuando se construyó por iniciativa de los sacerdotes Don Julián López y Francisco Reinoso. Se creó como un refugio para las esposas de los españoles que se quedaban solas. Se construyó con una pequeña iglesia en honor a Santa Mónica y se fundó el 24 de mayo de 1686 por Manuel Fernández. Durante un siglo fue de los conventos de mayor importancia en el país.

Su estilo barroco poblano resalta en las fachadas del Patio de   Profesas gracias a la presencia de la Talavera. Además, en su arquitectura posee otros estilos como el neoclásico. Hasta el año de 1934, este edificio funcionó como un convento femenino. Se dice que un detective, de nombre Valente Quintana, dio a conocer la existencia de monjas enclaustradas, las cuales violaban las leyes de exclaustración de aquel entonces.

En 1935 el Ex Convento de Santa Mónica se convirtió en un museo y en 1940 se incorporó al Instituto Nacional de Antropología e Historia. Posee dos patios, de las Profesas y Novicias, además de 23 salas de exposición permanente dedicadas a la vida conventual y al arte sacro.

El museo de arte religiosos tiene acervo proveniente de otros conventos femeninos, como el de Santa Rosa. Resguarda pinturas, objetos religiosos, documentos, esculturas, textiles y bordados elaborados por religiosas. También hay una gran variedad de recetas de cocina, como la de los chiles en nogada que se dice fueron creados en el ex convento por las monjas agustinas.

Foto principal propiedad de 2onzeroad

Continúa leyendo: La magnífica Capilla Enterrada de Zapotitlán

spot_img
spot_imgspot_img