julio 18 , 2024
spot_img
spot_img

San Cristóbal Polaxtla, tesoro de San Martín Texmelucan

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Andeza, la nueva torre de Grupo JV

Andeza 2719 ya está en pre-venta. La nueva torre...

El rey de la cocina poblana llegó a Casareyna

Casareyna definitivamente es un ícono en la auténtica cocina...

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Compartir

spot_imgspot_img

En el municipio de San Martín Texmelucan, a pie de la carretera México-Puebla, se encuentra una hacienda monumental catalogada como monumento histórico. Su nombre es San Cristóbal Polaxtla, es un interesante muse e incluso ya fue escenario de diversas películas.

Hay un bello jardín que rodea el casco de San Cristóbal Polaxtla, además de una extensa área verde de 34 mil 870 metros cuadrados en la que destaca un bosque de fresnos, un bello jagüey y una zona de tierras de cultivo. Una de las cosas que más llama la atención al llegar a la hacienda son los dos relieves monumentales en la entrada, uno de San Cristóbal y otro de la Virgen de Guadalupe.

San Cristóbal Polaxtla se considera una de las mejores Haciendas de América Latina. No es para menos, pues en su interior alberga pinturas europeas y novohispanas, cerámica, cristalería, plata mexicana, relojes, grabados y una de las colecciones de gobelinos más grandes de América. Además está su convento con altares y retablos de estilo barroco y un órgano que incluso se usa para conciertos.

Las primeras referencias sobre esta hacienda datan de 1614, cuando se habló de ella sobre un juicio por uso de agua. Luego de la Revolución Mexicana, el inmueble perdió tierras y perdió relevancia, hasta que en 1963 la compró Antonio Haghenbeck y Lama. San Cristóbal Polaxtla regresó a la vida y se llenó de arte, hasta convertirse en un museo.

Actualmente, este bello lugar pertenece a la Fundación Antonio Haghenbeck y de la Lama. Cuenta con un museo destinado a la educación y la cultura. Sin embargo, las instalaciones también se pueden usar para eventos sociales como bodas, XV años, graduaciones o comidas empresariales.

Asimismo, la hacienda ya fue escenario para cintas como “Arráncame la Vida” y de algunas escenas de “El Zorro”. Este es uno de los secretos mejor guardados de Puebla que debes conocer.

Continúa leyendo: La espectacular belleza del Edificio Carolino

spot_img
spot_imgspot_img