mayo21 , 2024
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

El Arco de Loreto: testigo del pasado histórico de Puebla

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

Seguramente, durante algún viaje en coche o transporte público hacia la zona de Los Fuertes o áreas aledañas, te has percatado de la presencia de un espectacular arco que parece dar la bienvenida a todos aquellos que llegan hasta la calle 2 norte. Sin embargo, y lejos de ser un punto de referencia o un vistoso adorno de la colonia, existe una gran historia detrás de este increíble monumento que pocos conocen. A continuación te contamos la historia del Arco de Loreto: un testigo de la historia poblana. 

Un monumento de rica historia 

Para cualquier transeúnte perdido en la zona, el Arco de Loreto puede significar la entrada o salida hacia algún sitio, pero ¿cuál es verdaderamente? lo cierto es que aunque no tiene un sentido direccional claro, esta estructura marca, no oficialmente, la entrada a la zona de Los Fuertes y el fin del Centro Histórico. 

Foto: propiedad de @PueblaAntigua

De acuerdo con diversos historiadores, el Arco de Loreto fue construido entre los años de 1781 y 1788 como parte de las obras de defensa de la ciudad, las cuales también incluían a la actual calzada de Zaragoza y el Fuerte de Loreto. Años después, el arco fue testigo de la gloriosa Batalla del 5 de Mayo, durante la invasión francesa, así como de la incursión estadounidense. 

Foto: propiedad de identidadpuebla.com

Con el paso de los años, el registro histórico de este monumento ha cambiado a tal grado de mencionar que su construcción se debe a que era la puerta de entrada hacia la Capilla de Loreto, la cual se encuentra en el cerro del mismo nombre. 

Monumento sin tiempo

A pesar de la variedad de historias y registros en torno a su origen, nadie puede negar que el Arco de Loreto sigue causando una grata impresión para cualquier que deambula por la zona. Y es que basta con observar su estilo neoclásico y sombríos detalles para darnos cuenta que se trata de un lugar especial. 

Foto: propiedad de identidadpuebla.com

Es de destacar la presencia de un escudo poblano en una de sus caras así como las representaciones de San José y de San Miguel Arcángel, patrono de la ciudad, en la otra cara. Tampoco podemos olvidar la leyenda grabada sobre su superficie en donde se lee “año de 1885” que, aunque no hay registros, se cree puede haber sido el momento de alguna restauración o trabajo de conservación. 

Foto: propiedad de indentidadpuebla.com

Tras décadas en su haber, el Arco de Loreto sigue siendo ese espectacular monumento que todos miran pero que pocos conocen en realidad. Y aunque no sabemos si ese fue el motivo de construcción, de lo que sí estamos seguros es que seguirá siendo una obra que muestre el rico y extenso pasado de la ciudad. 

Continuar leyendo: La belleza mudéjar del Edificio Baramar

Foto de portada: @gerenciachpue

spot_imgspot_img