febrero 21 , 2024
spot_img
spot_img

Plaza Loreto, la historia de un lugar muy querido en Puebla

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

¿Sabes qué son los martes de descuento para poblanos?

Miles de negocios en la ciudad de Puebla forman...

Compartir

spot_imgspot_img

Plaza Loreto llegó a Puebla en una época de crecimiento para la ciudad en todos los sentidos. Era la década de los 80 y la Angelópolis adquiría un brillo diferente gracias al desarrollo económico y habitacional, la moda de aquellos tiempos y la vida social cada vez más activa.

A finales de agosto de 1985 se anunciaron los primeros establecimientos que formarían parte de la novedosa Plaza Loreto. De forma estratégica, este centro comercial se ubicó en la zona histórica de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe. Se eligió un predio de la extinta fábrica Norton para colocar la primera piedra, entre la diagonal Defensores de la República y calzada Zaragoza.

El 30 de octubre de 1985 es una fecha que pasó a la historia de esta ciudad. En este día se inauguró Plaza Loreto con más de 30 firmas como Almacenes Rodríguez, Café Plaza, Kimberly Clark, Ópticas Devlyn, La Vaca Negra y la tienda ancla, Bodega Aurrerá que todavía opera. Además de las zapaterías Tres Hermanos, Carmen y Flexi.

Otros de los negocios que muchos poblanos seguramente recuerdan son estambres Volga, suéteres Elba, pollos Toledo, Helados Holanda, Foto Color y los restaurantes El Vasco y La Bola Roja. Asimismo, para el entretenimiento más allá de las compras estaban los Cinemas Gemelos, que años después desaparecieron y se convirtieron en Cinépolis.

Plaza Loreto y su romance con la nostalgia

El flechazo entre Plaza Loreto y los poblanos fue instantáneo. Amor a primera vista, porque este centro comercial siempre ha inspirado confianza tanto en los visitantes como en las empresas y franquicias regionales, nacionales e internacionales.

Loreto llegó para que darse y los poblanos estamos muy agradecidos. Entre su mezcla comercial de productos y servicios todos encontramos el escenario de grandes momentos que hoy viven en nuestra memoria.

Todavía es un pilar de la economía poblana como en sus inicios, hace más de 30 años. Además, al cruzar sus puertas todavía nos emocionamos como la primera vez porque este sigue siendo un espacio para relajarse, reunirse o disfrutar con nuestros seres queridos de grandes momentos. Un referente de Puebla por donde se le vea con una historia que nos llena de nostalgia.

Continúa leyendo: 50 años del estadio Hermanos Serdán

spot_img
spot_imgspot_img