Iniciar en la meditación es una forma de mejorar tu bienestar total ya que puede ayudarte a relajarte, elevar tu conciencia, enfocar tu atención y mejorar tu salud mental. En pocas palabras, se trata de una práctica que puede traerte tranquilidad en cada área de tu vida. A continuación descubrirás cómo iniciarse en la meditación de manera sencilla y efectiva.  

¿Qué es la meditación?  

La meditación es una práctica que te permite entablar una mejor comunicación con tu mente, pues de la misma forma que el entrenamiento físico ayuda a fortalecer el cuerpo, esta te ayuda a fortalecer tu mente, algo intangible pero que permea gran parte de tus creencias, acciones e incluso tu estado físico.  

Diversos estudios han comprobado que la gestión de las emociones tiene un papel muy importante en el desarrollo de diversas enfermedades. Además de esto, cuenta con diversos beneficios como:  

Beneficios físicos de la meditación 

  • Fortalece tu cuerpo y sistema inmunológico; 
  • Aumenta tu memoria; 
  • Retrasa el envejecimiento; 
  • Sueño profundo y reparador (si tienes insomnio o algún trastorno del sueño); 
  • Incrementa la atención y la concentración, y 
  • Ayuda a aliviar el dolor. 

Beneficios mentales 

  • Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión; 
  • Desarrolla la inteligencia emocional; 
  • Incrementa la productividad; 
  • Autoconocimiento; 
  • Aumenta la capacidad de enfrentar desafíos, y 
  • Desarrolla la empatía. 
personas meditando en grupo en alguna reunión
Foto: businessinsider.com

Meditación para principiantes  

Ahora, llegó el momento de descubrir los primeros pasos para comenzar a meditar y algunas consideraciones básicas que te permitirán iniciar tu práctica. Puedes hacer adaptaciones progresivas e integrarlas naturalmente.  

Descubre la mejor postura  

Existen diversas posturas para meditar, pero su principal importancia radica en la comodidad, pues es fundamental que mientras meditas te mantengas lo más a gusto que puedas para que el cuerpo y la mente se relajen. Las formas de meditación más tradicionales suelen realizar la práctica con posturas sentadas en el piso.  

persona tomando una postura de meditación para iniciar
Foto: cuerpomente.com

Selecciona un lugar especial 

El lugar también es un aspecto muy importante al meditar, pues te ayudará a tener una comunicación más directa con tu mente e indicarle el momento de practicar, lo que hará posible que entre en un estado de relajación. Procura tener un lugar para realizar tu sesión, si es en casa, lo mejor es que practiques en el interior para evitar distracciones.  

personas meditando en un sitio especial
Foto: harmonia.la

Enfócate en tu respiración  

Todas las técnicas de meditación contemplan la respiración como uno de sus pilares fundamentales, ya que gracias a esta se regula el cuerpo y el organismo. La respiración es una puerta de entrada que te permitirá desarrollar tu práctica meditativa. Si quieres llevarla a un buen término, realizar tu respiración consciente es fundamental, además de fácil de aprender. 

Foto: hola.com

Medita con música para relajarte 

Elegir música relajante para iniciar tu meditación te permitirá sumergirte en los sonidos. Se recomienda música de naturaleza, ambiente o instrumental, pues así no te distraerás con la letra de las canciones. Para llevar a cabo esta técnica, cierra tus ojos y escucha atentamente.  

persona meditando mientras escucha música
Foto: objetivobienestar.com

Escanea el cuerpo con atención plena 

Por medio del escaneo corporal puedes entrar en contacto con todo tu cuerpo y ser consciente de todas las sensaciones que se despiertan. Si usas esta técnica, verás que la exploración o escaneo corporal te ayudará a tomar conciencia del calor, dolor, felicidad, cansancio y todas las sensaciones que tu cuerpo y mente puedan percibir. 

Foto: elle.mx

Ahora que conoces cómo iniciarse en la meditación no dejes pasar más tiempo y dale ese giro radical a tu vida que tanto has buscado.

Continua leyendo: Cómo volverte vegetariano y no morir en el intento

Foto de portada: publico.es