febrero21 , 2024
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

5 maravillas naturales de Puebla que pocos conocen

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Relacionados

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

¿Sabes qué son los martes de descuento para poblanos?

Miles de negocios en la ciudad de Puebla forman...

Compartir

spot_img

La Angelópolis no es solo el volcán Popocatépetl e Iztaccíhuatl en cuanto a maravillas naturales de Puebla. Este sitio es cuna de diversos tesoros naturales que muy pocos conocen por una razón en común: su hermosa belleza no es para todos. 

Pie de Vaca (Tepexi de Rodríguez)

Que su nombre no te confunda: Pie de Vaca tiene que ver con todo menos con vacas. Este curioso sitio destaca en todo el estado de Puebla por ser una prueba viviente de la época prehistórica en México ya que alberga vestigios prehistóricos con una antigüedad aproximada de 5 millones de años. También es hogar de decenas de huellas impresas de diversos animales extintos además de contar con el icónico Museo de Paleontología. 

Foto: propiedad de tepexiderodriguez.com

Poza Pata de Perro (Cuetzalan)

Ubicada en el Pueblo Mágico de Cuetzalan, la Poza Pata de Perro es todo lo que su nombre dice: una serie de pozas naturales que simulan la huella de un canino. Este peculiar sitio destaca también por una profundidad de 3 metros en los que podrás nadar y explorar una serie de pasadizos entre cuevas. 

Foto: propiedad de tripadvisor.com

Ermita del Silencio (Parque Nacional Izta-Popo)

Aunque no se trata de un sitio hecho totalmente por la naturaleza, lo cierto es que es ella quien cuida de este lugar y le da su mayor atractivo: una vista espectacular. Este conjunto arquitectónico consiste en un sitio de autoreflexión y meditación escondido entre bosques y montañas. Hoy en día, recibe a visitantes que desean una calma única para encontrarse con ellos mismos y crear una conexión con la naturaleza. 

Foto: propiedad de Twitter (Explora Puebla)

Balcón del Diablo (Zacatlán) 

Contrario a lo que pueda parecer, el Balcón del Diablo es verdaderamente un sitio celestial para observar la naturaleza zacatlense. Este hermoso sitio se encuentra rodeado de bosques, barrancas y cascadas que puedes observar desde un espectacular mirador de cristal. Desde aquí podrás observar también la cascada de San Pedro y el Cañón del Río Zempoala. 

Foto: propiedad de Tripadvisor.com

Cascada de Puxtla (Tlatlauquitepec) 

También conocida como “la de siete” debido a su ubicación sobre el kilómetro del mismo número de la carretera Tlatlauquitepec-Mazatepec, este sitio posee una de las caídas más grandes de todo México: 80 metros de altura. Posee una belleza inhóspita coronada por una antigua planta hidroeléctrica abandonada. Te enamorarás al instante de este paraíso de abundante vegetación y cuevas enormes. 

Foto: propiedad de wikiloc.com

Foto de portada: propiedad de UVP.com

Continuar leyendo: 7 lugares perfectos para un fin de semana en familia

spot_img
Artículo anterior5 músicos poblanos destacados
Artículo siguienteItinerario por Pahuatlán
spot_imgspot_img