abril 16 , 2024
spot_img
spot_img

El Cristo de la Romero Vargas, un guardián muy peculiar

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

Más allá del histórico Puente de México, rumbo al norponiente de la ciudad de Puebla, se encuentra la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas. Un lugar que en verdad no es difícil de ubicar gracias al guardián que tiene en las alturas: el Cristo de la Romero Vargas.

Este vigilante omnipresente y espiritual se construyó en lo más alto de lo que antes se conocía como “Pueblo Nuevo”. Tiene 68 metros de altura sobre un basamento piramidal.

El Cristo de la Romero Vargas se edificó entre finales de los 50 y principios de los 60. Los exmayordomos recuerdan que tomó forma a partir de un rompecabezas de ocho piezas que donó el escultor Emilio Hernández Montiel hace más de seis décadas. Asimismo, para su elaboración se usó cacahuatillo, un material de relleno de origen volcánico que también se utiliza para la fabricación de blocks ligeros.

Este peculiar guardián se encuentra sobre el denominado cerro Citlaltepetl, mismo que hace más de 3 mil años sirvió como asentamiento prehispánico. Se cree que fue un punto de vigilancia del ejército de los cholultecas, quienes estaban en constante conflicto con los huejotzingas y tlaxcaltecas.

De hecho, en los cimientos del Cristo de la Romero Vargas se encontraron objetos de obsidiana, jade y figuras de barro que actualmente se pueden contemplar en el Museo Comunitario. Si quieres visitarlo, solo tienes que ir a la presidencia auxiliar, donde se ubica.

Hay quienes aseguran que el Cristo de la Romero Vargas se puede ver desde cualquier punto de la ciudad de Puebla. A su vez, este lugar sirve también como un majestuoso mirador del Popocatépetl, la iglesia de los Remedios en Cholula y hasta del Pico de Orizaba.

Alrededor del monumento hay un área común para actividades deportivas, como el futbol y el basquetbol. Además, muchas personas suelen acudir aquí simplemente para respirar tranquilidad y pasear a sus mascotas.

Continúa leyendo: Altar de los Reyes, el tesoro de la Catedral de Puebla

spot_img
spot_imgspot_img