mayo 21 , 2024
spot_img
spot_img

Centro Cultural La Carmela, del abandono a su recuperación

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

Hace más de 110 años, el Centro Cultural La Carmela era una imponente planta hidroeléctrica que abastecía de energía al sur de la ciudad de Puebla. En sus días de gloria daba vida a la legendaria fábrica de San José El Mayorazgo y al Complejo Textil Atoyac. Años después estuvo en el abandono, hasta que un nuevo proyecto le regresó la vida.

El Centro Cultural La Carmela se construyó en 1906 como una planta hidroeléctrica a orillas del Atoyac. El diseño y dirección de la obra corrió a cargo del ingeniero Carlos Mastretta Magnani. Para su nombre, se eligió bautizarla en honor a la esposa del entonces presidente Porfirio Díaz.

Este recinto es parte de la historia patrimonial de Puebla. En el pasado fue una pieza importante para el desarrollo social y económico de aquel entonces. Hoy en día, es un recinto que contribuye al desarrollo cultural y educativo de la comunidad.

Después de años de abandono y deterioro, a principio de 2021 comenzó un proyecto para regresarle la vida a La Carmela. Con una inversión de 75 millones de pesos, el gobierno municipal de Puebla y autoridades federales comenzaron a desarrollar aquí un centro cultural y educativo.

Los edificios se restauraron, preservando a arquitectura original y eliminando los grafitis. Las áreas verdes se podaron y se dio inicio a un proceso de saneamiento del río para evitar focos de infección.

También se agregó un ágora, un estacionamiento, el mercado de artesanías, salones para talleres, una sala de cineclub, biblioteca, parque de patinaje, zona para día de campo y auditorio. Por si esto fuera poco, también se habilitó un museo de sitio en uno de los casos de la antigua planta, para que la gente conozca el proceso de la generación de energía.

Hoy La Carmela es un lugar para pasar un gran día en familia, con diversión aprendizaje.

FOTO PRINCIPAL: Archdaily

Continúa leyendo:La historia del Parque Juárez en Puebla

spot_img
spot_imgspot_img