mayo 21 , 2024
spot_img
spot_img

Xochipila: el tesoro histórico de Xicotepec

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

El enigmático centro ceremonial Xochipila se encuentra en el pueblo mágico de Xicotepec, justo en un punto donde se unen dos pequeños arroyos. Es el único vestigio de la ciudad prehispánica de la región y se localiza justo en el centro de la ciudad, entre las calles Porfirio Díaz y Santa Rita. Emana misticismo con toda esa naturaleza que lo rodea y visitarlo no tiene costo alguno.

Xochipila está dedicado al dios zapoteca Xochipilli, dios solar de la vegetación, el agua, la primavera y la juventud. Consiste en una roca de unos 5 metros de altura con base elíptica. Tiene un agujero de unos 2 metros de alto por 1 de ancho que, al faltarle techo, hace las veces de chimenea. El conjunto está coronado por una cruz de piedra que se colocó cuando los colonizadores cristianos lo consagraron a San Juan Bautista.

Xochipila, el nombre del centro ceremonial, significa “Flor de niña, Princesa de las Flores”. Se mantiene vivo gracias a los pobladores de Xicotepec. Se trata de un ritual a Quetzalcóatl en el que se plasman los tres niveles de energía: inframundo, en la parte inferior; mundo universal, localizado en la parte media, donde se colocan las ofrendas; y el mundo celestial, en la parte superior y a la que se llega a través de unas escaleras de piedra.

La piedra colosal, que pesa más de 13 toneladas, está acompañada de misticismo y naturaleza. la historia cuenta que el centro ceremonial se fundó por los pobladores de Aztlán antes de llegar a la ciudad prometida. Tiempo después, los colonizadores consagraron el lugar a San Juan Bautista.

Ante la meza de las dos culturas, nació la figura mestiza de Juanito Techachalco, a quien ahora se le dedica el centro ceremonial de Xochipila. A este santo acuden peregrinos desde lugares apartados para pedirle favores. Su día mayor es el 24 de junio, cuando junto a la roca se congregan cientos y hay danzantes y una gran procesión de imágenes. Además, se realizan ofrendas de toda clase y se hacen limpias con métodos tradicionales.

Foto principal propiedad de René Padilla Quiroz

Continúa leyendo: Ex Convento de Santiago Apóstol, la joya de Tecali

spot_img
spot_imgspot_img