diciembre 9 , 2022
spot_img
spot_img

La historia del bellísimo Pasaje del Ayuntamiento

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

7 cosas que puedes hacer en Puebla esta temporada

Llegó la temporada navideña y en diversas partes del...

Esto debes saber sobre el Pase Turístico para autos foráneos

Con el propósito de mejorar la calidad del aire...

Los mejores consejos para disfrutar de esta temporada sin subir de peso

Todos, o al menos la mayoría, sabemos que diciembre...

Qué hacer en Puebla en Año Nuevo

Aunque para algunos podría parecer tan trivial segmentar nuestra...

Compartir

spot_imgspot_img

El Pasaje del Ayuntamiento es un bellísimo callejón conocido por todos los poblanos. Todos hemos estado ahí en algún momento de nuestra vida, ya sea para comprar un helado, una artesanía o simplemente para pasar de una calle a otra. A pesar de que forma parte de la vida diaria de la ciudad, son pocos los que conocen su historia.

El Pasaje del Ayuntamiento data de 1537, cuando se construyeron dos portales dentro de los solares del ayuntamiento. Uno de bautizó como Portal de la Audiencia y otro como Portal Hidalgo. El Pasaje se construyó para dividir al ayuntamiento de dicho portal. En un principio, el callejón era utilizado por los regidores y la gente del mercado.

En 1578 el exmayordomo de la ciudad, Cristóbal Sánchez, mandó a construir una capilla sobre el callejón, pues la costumbre de ese entonces era que las personas escucharan misa antes de iniciar sus actividades. Del mismo modo se encargó la construcción en los extremos de la obra de dos arcos. Dicha capilla se inauguró en 1591.

Más sobre el Pasaje del Ayuntamiento

Foto propiedad de @marioriestra

Desde que se construyó, el Pasaje del Ayuntamiento ha sido nombrado de diferentes maneras. Primero fue el “callejón de la carnicería”, gracias a que en ese tiempo ahí únicamente se vendía carne. Más tarde, en 1626, el regidor Juan de Narváez lo convirtió en un lugar donde se podía vender trigo, harina, maíz y cebada, motivo por el que se le llamó “callejón de la alhóndiga”.

En 1835 se le conocía como “callejón de la cárcel”, por la cárcel que había en el ayuntamiento. Décadas después el Pasaje del Ayuntamiento comenzó a tomar la forma que hoy en día conocemos. En 1901 el callejón se convirtió en un centro concurrido con techos de cristales, fue entonces que recibió su actual nombre.

A pesar de sus diversas remodelaciones, el Pasaje del Ayuntamiento sigue siendo parte importante del Patrimonio Histórico de Puebla.

Continúa leyendo: El Museo y González y su extraordinaria colección

spot_img
spot_imgspot_img