febrero 21 , 2024
spot_img
spot_img

La historia de don Felipe Espinosa, el universitario de más de 80 años

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

¿Sabes qué son los martes de descuento para poblanos?

Miles de negocios en la ciudad de Puebla forman...

Compartir

spot_imgspot_img

La vida es un ciclo de aprendizaje interminable, por eso se dice que nunca es tarde para aprender. Quizá en nuestra vejez por fin nos animemos a conocer otro tipo de música, tratar con nuevas personas o intentar un nuevo hobby, ¿pero estudiar una nueva ingeniería? Eso es un reto solo para valientes como don Felipe Espinosa.

Don Felipe Espinosa Tecuapetla es el alumno más longevo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Su caso se hizo viral hace algún tiempo porque demostró ser un ejemplo de lucha y constancia. A sus 84 años, culminó su carrera en Ingeniería en Procesos de Gestión Industrial.

Lo más notable es que don Felipe concluyó sus estudios en medio de la pandemia del COVID-19, una época difícil para todos. Este alumno cumplió al cien por ciento con sus estudios en uno de los campus que se encuentra en San José Chiapa, donde está la planta armadora de Audi.

Antes de estudiar una ingeniería, don Felipe Espinosa de dedicaba a vender verduras en el mercado de Tepeaca. Por muchos años trabajó vendiendo productos del campo como chiles, tomate, jitomate y muchos más. Sin embargo, en este padre de cinco hijos nació el interés por estudiar.

Fue hasta que vio una convocatoria de la BUAP que se animó a cumplir uno de sus sueños. Entró a la universidad y después de unos años se graduó.

Don Felipe es viudo desde hace 20 años. Cuando decidió estudiar recibió el apoyo de sus cinco hijos, sus ocho nietos y dentro del plantel se ganó el soporte y admiración de sus compañeros. Además, aprendió a usar la computadora para entregar sus tareas y hasta abrió sus redes sociales.

Se involucró de lleno en la vida universitaria, pues en 2020 participó en la mega marcha de más de 100 mil estudiantes. Cuando se graduó, el hombre de la tercera edad aseguró que le gustaría estudiar una maestría y que quiere llegar a Houston, para visitar la NASA, para lo que está estudiando inglés.

Don Felipe Espinosa nos enseñó que en la vida no existen límites y las metas y sueños son posibles. Nunca es tarde para aprender y para continuar con la vida.

Continúa leyendo: 9 poblanas destacadas que debes conocer

spot_img
spot_imgspot_img