mayo 21 , 2024
spot_img
spot_img

Kiosco de Chignahuapan, joya del mudéjar en Puebla

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Relacionados

Novapelly, el mejor remedio en Puebla contra la caída de cabello

Uno de los grandes problemas que vivimos actualmente como...

25 Aniversario de DeForest Abogados

García Heres celebró su 25 Aniversario, con una serie...

Inversión y promociones con Grupo JV

Ya sea que busques éxito en tu negocio o...

Inicia el 2024 viajando con Grupo JV

Para los propósitos de año nuevo, viajar y tener...

La Cúpula te invita a su cena de Año Nuevo

Las mejores vistas del Centro Histórico de Puebla están...

Compartir

spot_imgspot_img

El kiosco de Chignahuapan es una bella obra arquitectónica única en la Sierra Norte. Además de inyectar vida y color al centro histórico de este pueblo mágico, el kiosco es un tipo de construcción imposible de encontrar en otro lugar de México, pues está hecho al cien por ciento de madera.

El kiosco de Chignahuapan se construyó en 1871 con el delicado entramado que solo el arte mudéjar puede conseguir. Está hecho todo de madera. Se apoya de ocho pilares de madera y dispone de una plataforma elevada, así como de piezas de madera que resaltan sus tonos azul, rojo y ocre. En todos su años de existencia, su pintura solo se ha retocado en dos ocasiones.

Arte mudéjar en su máxima expresión, esto es el kiosco de Chignahuapan. Debajo de él hay una fuente que parece que quedó un poco en el olvido. Pero esto no siempre fue así. Hace años se creía que el agua de la fuente era sagrada y pura para todo aquel que la bebiera. También el kiosco se usó durante mucho tiempo por los músicos del pueblo, ya que la forma de su techo permitía que el sonido de sus instrumentos y sus voces llegará lejos y con claridad.

Cerca del kiosco hay dos bustos que rinden homenaje a Rafael Méndez e Ildefonso Illescas, ambos ciudadanos ilustres de esta demarcación. El primero fue famoso por la elaboración de esferas, mientras que el segundo fue un sacerdote que ayudó para que la Basílica de la Inmaculada Concepción fuera una realidad.

Desde hace décadas, todos los días, el kiosco de Chignahuapan es testigo inmóvil del ir y venir de la Plaza de la Constitución. Por desgracia, actualmente no se puede subir a él, ya que su estructura no soportaría el peso de más de 20 personas.

El kiosco se encuentra en la plaza principal de Chignahuapan y es una joya arquitectónica que debes visitar en este pueblo mágico.

Foto principal de Antonio Ramírez

Continúa leyendo: 5 atractivos de Chignahuapan que te encantarán

spot_img
spot_imgspot_img